Nicoleta Talpa

Siéntate en esa tumbona tuya preferida.

Ahora relájate, reflexiona. Invita a tu imaginación a hacerse presente.

¿No estás contenta con las decisiones tomadas en algún momento de tu vida?

Corre, solo tu puedes cambiar el futuro. Aunque pueda parecer irreal, cree en ti. Si estás de acuerdo con tu intuición, lo lograrás. Solo con imaginarlo, ya es un comienzo.

¿Recuerdas ese verano en que pensaste que la próxima navidad ya serías mayor de edad?

Sonríe, ha pasado mucho desde entonces, pero tal vez te ayuda mirar desde otra perspectiva. Abre el baúl de los recuerdos.

Esa inmensa felicidad, ¿ la sientes?

Has encontrado lo que necesitabas. Nunca has escondido tus sentimientos, siempre has estado abierta a la vida, por eso no tienes que arrepentirte de todas las decisiones tomadas hasta ahora. Solo te tienes que guiar, es el fruto de tu imaginación.

No debe pesarte mucho. El tiempo es tu aliado. A medida que pasa el tiempo, comprendes que puedes hacer cualquier cosa que te propongas. Puedes subir a la cima de la montaña sin escaleras, y al llegar al borde del abismo mirar lejos.

Allí te parecerá difícil seguir, pero piensa que en un día puedes escoger una pluma y empezar a reescribir de nuevo tu futuro. Ese día recuerda que las plumas pueden volar hasta donde tu imaginación pueda llegar. Piensa que si a un barco varado en la orilla le haces unas reparaciones en el sitio adecuado, podrás hacerlo a la mar.

Sueña a lo grande, pero no olvides quien eres la clave esta en tus hechos.

Si, puedes, deja de hacer lo que haces frecuentemente. Con mucha devoción y fe en ti misma vas a conseguir cambiar el rumbo de tu vida, si ese es el verdadero sentido que le quieres darle.

Viajamos por el tiempo. Con cada minuto que pasa, aprendemos y sentimos algo nuevo. Son lecciones que se transforman en recuerdos: los éxitos, los fracasos, las alegrías o las tristezas que nos quedan en la memoria. Pero lo único que podemos guardar de verdad, para la eternidad, lo encontramos en nuestra alma.La llave las tienes tú.”

Deseos Dorinte Nicoleta Talpa